El límite de ingresos que has establecido personalmente permanece en vigor hasta que vuelvas a modificarlo.